COMO FUNCIONA

El proceso consiste en colocar los elementos en nuestros espacios como casa, oficina o negocio de forma adecuada, según el área correspondiente, y aprovechar su energía para lograr nuestros objetivos. En la actualidad se utilizan dos escuelas para su aplicación, la primera esta basada en la colocación de las áreas dependiendo de la entrada principal del lugar a activar. La segunda se trata de ubicar las áreas a activar según los puntos cardinales de la Brújula.

Adicionalmente estos elementos y áreas se relacionan con nosotros mismos, y dependiendo de nuestra fecha de nacimiento, podemos deducir que tipo de energía somos, cuales son nuestras áreas favorables y que elementos nos corresponden.

La comunicación entre los mismos elementos generan tres ciclos que nos permiten conocer sus efectos al relacionarse. Estos son:

• Ciclo constructivo: Madera nutre al Fuego, Fuego nutre a la Tierra, Tierra nutre al Metal, Metal nutre al Agua y el Agua nutre a la Madera.

• Ciclo de control: Madera controla al agua, el Agua controla al Metal, Metal controla la Tierra, la Tierra controla al Fuego y finalmente el Fuego controla a la Madera.

• Ciclo destructivo: Madera destruye a la Tierra, la Tierra destruye al Agua, el Agua destruye al Fuego, el Fuego destruye al Metal y el Metal destruye a la Madera.